Esben and the Witch – Violet Cries (2011)

Para hacer un break les traigo un disco que he perseguido desde hace tiempo. No tenía referencias del grupo así es que sólo les dejo la reseña incluida abajo.  Un disco más que interesante.

Parece inevitable pensar que la irrupción en el mercado de Esben And The Witch es consecuencia del éxito cosechado por The xx, mostrando similares influencias de pop atmosférico y oscuro de grupos góticos de los 80 como Siouxsie And The Banshees o Cocteau Twins. Así, el sello Matador ha visto en este trío de Brighton su baza para no perder ese tren en el que también viajan Warpaint o These New Puritans, y les ha producido este ‘Violet Cries,’ probablemente buscando un éxito similar al del grupo de Romy Croft. Algo que, dada su aridez y virulencia, parece imposible.

Esas grandes expectativas generadas por singles como ‘Lucia, At The Precipice’ o ‘Marching Song’ quedan ahogadas por una densa atmósfera envenenada y sucia, en la que no hay rastro de soul ni hip hop y sí del terror rock de Liars o el primer Nick Cave, con una producción (a cargo de Daniel Copeman, guitarrista) preocupada de que coros y ecos fantasmales enfanguen las guitarras cristalinas y la voz equívocamente dulce de Rachel Evans, a medio camino de PJ Harvey y Siouxsie.

Estas canciones, plagadas de términos científicos, referencias a la literatura de la Grecia clásica y metáforas que inspiran dolor y enfermedad, muestran que la mejor arma del grupo es su capacidad para jugar con la tensión, construyendo un verdadero monumento al desasosiego. La inicial y potente ‘Argyria’, ‘Light Streams’, ‘Hexagons IV’ o ‘Warpath’ responden a patrones prácticamente idénticos, con constantes y sucesivas subidas y bajadas de intensidad y volumen, que definen la identidad del grupo. Y aunque en ese sentido el álbum funciona como idea global, la sensación final es que quizá se han preocupado demasiado por desmarcarse de posibles comparaciones y la redundancia sobre las mismas ideas ha terminado por diluir el golpe.

Aun con cautivadores hallazgos como ‘Chorea’ o ‘Hexagons IV’, lo más atractivo de ‘Violet Cries’ sigue siendo la vibrante ‘Marching Song’ y el final pseudo-bailable de ‘Eumenides’, canciones ya incluidas en su primer EP. Sin embargo, la gélida belleza de ‘Marine Fields Glow’ y el sinuoso y cautivador final con ‘Swans’, muestran que Esben And The Witch tienen mucho más que decir y un potencial para progresar del que quizá carezcan, por ejemplo, The xx. (Fuente reseña: http://jenesaispop.com).

Tracklist:

01 – Argyria
02 – Marching Song
03 – Marine Fields Glow
04 – Light Streams
05 – Hexagons IV
06 – Chorea
07 – Warpath
08 – Battlecry-Mimicry
09 – Eumenides
10 – Swans

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: